Trucos para el ahorro familiar

En esto de ahorrar no existen distinciones. Todos hacemos pequeños recortes en nuestro día a día que nos ayudan a para ir sumando un par de euros a la semana.

[foto de la noticia]

Y cuando ya parecía que no teníamos más agujeros para apretarnos el cinturón, aparecen algunos consejos más para ahorrar con ciertos detalles, que seguramente pasarían desapercibidos si nadie nos lo dice.

El año ha comenzado con subidas para todos. La luz, el agua y el transporte han experimentado repuntes en sus precios. A esto se le suma la continua subida de la gasolina y el gasóleo, que tras las exenciones a los biocarburantes, el gravamen se aplicará al consumidor final. Y con este escenario, ¿todavíatenemos posibilidades de ahorrar?

Existen algunos pequeños detalles que parecen insignificantes pero, si los empezamos a aplicar desde hoy mismo, podemos conseguir reducir el precio de nuestros facturas y conseguir que el carburante que echemos a nuestro vehículo nos dure más tiempo.

1. Ahorra hasta un 50% de energía en la cocina.

Es una de las zonas de la casa donde más podemos hacer para ahorrar luz. En este año 2013 la subida de la luz se situará en torno al 8%, un incremento que podemos contrarrestar aplicando las siguientes medidas:

– Si limpiamos la parte de atrás del frigorífico de manera periódica, de forma que la zona de ventilación esté liberada de polvo, conseguiremos hasta un ahorro del 15%.

– Los frigoríficos y congeladores que no tienen incorporado el sistema no frost, acumulan hielo y escarcha que impide que circule bien el aire que permite enfriar su interior. Si no dejamos que la capa de hielo tenga un grosor de más de 3 milímetros, conseguiremos un ahorro de hasta el 30%.

– La nevera no debería estar a menos de 3 grados ni el congelador a menos de 15 grados bajo cero. El esfuerzo eléctrico que tienen que hacer estos electrodomésticos para conseguir temperaturas inferiores nos impedirán ahorrarnos el 5% en la factura de la luz.

2. Más combustible por el mismo dinero.

Aquí el truco es sencillamente ciencia. La mayor parte de los conductores y de los empleados de gasolineras, llenan el depósito con rapidez, dejando la manilla del surtidor al máximo de presión, para que el preciado líquido llene con rapidez el depósito, pagar y poder dejar el espacio a un nuevo conductor. Con tan sólo 5 minutos más, conseguiremos más combustible por el mismo dinero. La explicación es muy sencilla:

Al dejar que la gasolina fluya más lentamente por el surtidor, sin apretar la manilla al máximo, se creará menos vapor y el vertido llenará nuestro depósito de una manera más eficaz.

3. Hasta 30 litros menos de agua.

Aunque pensemos que aplicamos a diario una buena disciplina de ahorro, como cerrar el grifo mientras nos enjabonamos, sin darnos cuenta no prestamos atención en otros detalles que podrían hacernos rebajar el gasto.

Necesitamos invertir unos 20 euros en los siguientes objetos que podremos encontrar en cualquier ferretería: un perlizador o economizador de agua para reducir el caudal de los grifos (aproximadamente 1,5 euros cada uno) y un mango para estabilizar el agua de la ducha (12 euros). Podremos conseguir ahorrar hasta 30 litros de agua y esto, teniendo en cuenta como está el precio por litro, es todo un ahorro al mes.

Fuente: expansión

Anuncios

Acerca de Asesoria La Costera

Gestor administrativo - Economista
Esta entrada fue publicada en Otros y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s